miércoles, 20 de marzo de 2013

La persuasión en mi crecimiento


Diría Wikipedia: “La persuasión es la influencia social de las creencias, actitudes, intenciones, motivaciones y comportamientos. La persuasión es un proceso destinado a cambiar de una persona (o un grupo de) la actitud o comportamiento hacia algún evento, idea, objeto o persona(s), mediante el uso de palabras escritas o habladas para transmitir información, sentimientos, o el razonamiento, o una combinación de los mismos.”

Pero más allá de conceptos rebuscados voy a tratar de decirlo en palabras simples, bueno la verdad no conozco otras palabras jeje.

Persuadir es llevar a otro nivel las relaciones, el trato, el liderazgo. Es entender que no todas las personas, aunque lo aparenten, están preparadas para realizar ciertas tareas a cabalidad y siempre necesitarán coaching.

Dicho de otra manera: es saber vender.

Si alguna vez has vendido algo, aunque sea un mazapán, algo tuviste que hacer, que decir, algún gesto tuviste que hacer, utilizaste un tono particular de voz o ciertas mímicas, no sé, pero ese conjunto de acciones las llevaste a cabo consiente o inconscientemente con un fin: que te compraran ese mazapán. Eso, en un nivel simple, es persuadir.

Después creces y te vas dando cuenta que una opinión es el comienzo de una venta, que en este caso no es un producto como tal, sino de una idea. Y cuando das tu opinión repetidamente, caes en razón de que lo que estás haciendo es una constante labor de venta. Y ahí empieza el problema. Me explico a continuación.

Todo en la vida se basa en equilibrio ¿de acuerdo? Por lo tanto una persona no puede andar por la vida tratando de convencer a quien se le cruce en frente de que haga, vote o diga lo que piensa. Saber persuadir, con un poco de empatía, es una habilidad que llevada para bien, mesurada e inteligentemente, te permitirá tener relaciones personales excelentes.

¿Pero qué es lo delicado de esto? Pues que hay una delgada línea, donde muchas personas se confunden, entre persuadir y manipular. Entonces tendremos que tocar el tema de la ética, la moralidad y otros temas, pero no vienen al caso en este post. Lo que hay que dejar claro es que todos tenemos en algún momento la necesidad de convencer a alguna persona de algo que creemos.

Cuando entendí esto, di un giro a mi perfil profesional, tanto que hoy en día podría describirme como: un vendedor disfrazado de ingeniero.

Atte.
IC Alfonso Bravo
Relaciones Comerciales en ConfiguraC8

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada